REVISTA RANQUIL, NUMERO 12
 
       

Edición Junio 2007

Como organización sindical campesina, la Confederación Nacional Sindical Campesina y del Agro Ranquil, posee una larga historia de lucha en defensa de los campesinos y de los asalariados agrícolas, por estos días está cumpliendo casi cuatro décadas de existencia, fue fundada en el año 1968, cabe recordar que fue la organización campesina más numerosa en cuanto al número de socios hasta septiembre de 1973 y fue un aporte político decidido al programa del gobierno popular de Salvador Allende porque participó activamente con sus bases en la batalla de la producción desde ámbito de la producción agropecuaria.
Durante una parte del período de la dictadura y hasta el año 2003; se llamó Confederación Campesina El Surco, y hoy con su nombre histórico, continúa su senda de fortalecimiento, de desarrollo y de lucha

política y social, a través de múltiples actividades, gestiones y promoviendo con fuerza la movilización de sus bases organizadas por las demandas y las justas reivindicaciones de los campesinos, particularmente los sin tierras y endeudados y de los asalariados agrícolas, especialmente las mujeres y los jóvenes “temporeros”. 

A fines de marzo recién pasado, realizó su Asamblea Nacional con la participación de los dirigentes de las organizaciones campesinas y de asalariados, evento  que resolvió mejorar el funcionamiento orgánico, mediante la creación de diversas comisiones de trabajo integradas por dirigentes nacionales y dirigentes de los sindicatos bases. Además se resolvió lograr el crecimiento de la Confederación mediante la creación de sindicatos de campesinos y de temporeros de carácter comunal.

Sigue vigente el desafío que  tenemos como trabajadores y como organización campesina para este año 2007 de participar en el Congreso de la Central Unitaria de Trabajadores, lo que significa para nosotros crecer a lo menos en tres mil nuevos socios, igualmente implica hacer el debate político sobre los temas del Congreso en toda la estructura y los niveles de la Confederación y en las CUT Provinciales y CUT Zonales donde tenemos presencia, además debemos pagar las cotizaciones por cada socio afiliado.

Las actividades del conjunto de la Confederación y de sus organizaciones afiliadas, han tenido como objetivo lograr alcanzar la mejor representación de los intereses de los socios, también han logrado hacer más visible las acciones que normal y regularmente realizan los dirigentes y el equipo técnico, se ha avanzado en el objetivo de mejorar la calidad de las relaciones y los vínculos a nivel internacional, como así también la consolidación del trabajo de alianzas y de unidad con organizaciones campesinas afines, ha permitido posicionarla políticamente dentro del contexto de las organizaciones campesinas y de los trabajadores en general. 

Lo anterior, está avalado; en entras actividades y eventos, por la marcha de la Confederación por el centro de Santiago el día 24 de marzo, convocada por la CUT contra la exclusión, la realización con éxito del Encuentro Cultural de Jóvenes, la celebración del 39º Aniversario de la Confederación con gran participación de invitados de organizaciones amigas y aliadas, y se coronó con la inauguración de la Casa del Campesino en Santiago, la presentación a concursos de proyectos a nivel nacional y regional por parte del Equipo Técnico y dirigentes de sindicatos y federaciones, estuvimos presentes en el funeral de nuestro compañero Rodrigo Cisternas, acribillado a balazos por las fuerzas represivas de carabineros en Arauco.

En plano internacional, se participó en el Curso de Formadores de Base del Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra; MST, de Brasil, en el Encuentro Internacional del Eucaliptos en Brasil y en el Taller sobre Agricultura realizado en Foz de Iguazú. 

Todo lo expuesto nos hace estar optimistas para seguir avanzado, pero es necesario estar alertas como organización sobre los fenómenos sociales, económicos y laborales, que están afectando seriamente a los temporeros y temporeras, a los campesinos sin tierras, a los campesinos endeudados,  porque son sus organizaciones y sus problemas donde aún tenemos que mucho que avanzar.
 
Consejo Editorial


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© 2008 SITIO DESARRROLLADO POR CAROLINA GUAJARDO