REVISTA RANQUIL, NUMERO 15
 

 

EDITORIAL

Día Nacional del Campesino, transcurridos cuarenta y un años de la promulgación de la Ley N º 16,640 de la Reforma Agraria , el día 28 de julio de 1967, ley que cambió radicalmente la estructura de propiedad de la tierra, transformando al latifundio improductivo en un sistema de producción más eficiente y que relevó el importante y decisivo papel de la agricultura en la economía del país y haciendo un gran aporte a en la superación de la pobreza en Chile.

Las organizaciones campesinas, de mujeres rurales y de pueblos originarios, entre ellas la Confederación Ranquil, celebraron en la ciudad de Chillán el día sábado 26 de julio de 2008, este gran hecho político en nuestra historia como sector campesino; como lo es también para la toda la sociedad.

 

 

Participaron alrededor de 2.800 campesinos, campesinos y campesinas sin tierras y jóvenes rurales para hacernos cargo del desafío político del PROCESO INCONCLUSO DE LA REFORMA AGRARIA , porque hoy los campesinos y campesinas no son actores sociales y políticos de ninguna índole y al igual que hace más de cuatro décadas en Chile, la tierra y el agua están concentradas en pocas manos, agravada esta situación, porque hoy los dueños de las propiedad de estos recursos son empresas transnacionales.

Entonces ahora como en la década del los sesenta del Siglo XX, sólo cabe seguir organizándose como sector campesino y de asalariados y asalariadas agrícolas para reconquistar nuestros derechos perdidos y de verdad hacer que la tierra sea para quien la trabaja.

Para seguir en la lucha social y política con el conjunto de los trabajadores y afianzar la alianza obrera y campesina, tenemos que participar en el Congreso eleccionario de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT; que se realizará a nivel nacional y en la CUT Provinciales , el día 28 de agosto del presente año.

Es importante lograr la gran y activa participación de todas y todos los dirigentes en la elecciones de las CUT en cada una de sus provincias, votando y apoyando a los candidatos campesinos que representan nuestras demandas, nuestros intereses y que defienden nuestras propuestas en cada CUT Provincial. La fuerza que representamos como Confederación a nivel nacional en la CUT es de 12.000 socios afiliados.

Respecto de la unidad y la alianza en el sector campesino y los salariados (as) necesitamos que se puedan definir y decantar nuestra postura frente a la demanda de los cinco puntos para mejorar la situación socio económica de los campesinos, lograr que la producción campesina juegue un rol preponderante en la economía nacional y en la soberanía alimentaria del país y que las organizaciones tengan una forma y un sistema de financiamiento para su existencia, su desarrollo y su fortalecimiento sostenido en el tiempo.

Nada de lo anterior, en sus efectos políticos y sociales se puede lograr sin que no reforcemos aún más el trabajo realizado por la Confederación Nacional Sindical. Campesina, del Agro y de Pueblos Originarios RANQUIL, entonces debemos seguir afianzando el proceso de crecimiento y desarrollo, fundamentalmente en la base, creando sindicatos nacionales, recuperando federaciones inactivas y vinculándonos a otras organizaciones campesinas y de trabajadores urbanos.

Consejo Editorial

Revista Ranquil

 

   
       

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© 2008 SITIO DESARRROLLADO POR CAROLINA GUAJARDO