COMUNICADO DE PRENSA CHILLAN

En Chillan los días 4 y 5 de Junio del 2008, se reunieron las principales Organizaciones Campesinas del País para coordinar el trabajo unitarios y definir los próximos pasos a seguir en la lucha por los derechos de los campesinos. La democracia de un país se fortalece en la medida que todos los actores sociales que la conformamos participemos efectivamente en la construcción de las políticas que afectan nuestras vidas, que con nuestro trabajo y producción hemos contribuido al crecimiento de nuestro país.

En este contexto, los productores y productoras campesinas a través de nuestros saberes y prácticas hemos logrado que la agricultura campesina sea el principal modo de producción de alimentos para el país, contribuyendo de forma notable al desarrollo de los pueblos.

Nuestras demandas se enmarcan en principios valóricos, y en un anhelo de una sociedad más justa, equitativa y fraterna en donde los derechos humanos de todos y todas sean respetados, en donde los aportes, las ideas y propuestas puedan ser debatidas y acordadas entre todos y todas, sin olvidar que somos representantes de una economía campesina, de un estilo de vida nacional en riesgo de marginación.

En este sentido, rechazamos de plano la exclusión, que nuestras legitimas demandas se implementen con estrategias que no han sido consultadas con los afectados y afectadas, que aparentemente son soluciones para hoy pero que, en la realidad, se han transformado sistemáticamente en dramáticos problemas para miles de familias campesinas que hoy están endeudadas, han perdido sus tierras, no tienen acceso al agua y se los ha expulsado del campo y los que aún permanecemos estamos enfrentando graves obstáculos para la sobrevivencia de la agricultura y comunidades campesinas.

La alimentación y la vida digna es un derecho humano que debe ser cautelado por el Estado a través de políticas sociales que respeten y reflejen el sentir del pueblo, cuyo objetivo esencial sea el logro de un desarrollo social integral, sin exclusiones que terminen con la gran desigualdad social que hoy existe en Chile y nuestro deber como organizaciones campesinas de representación ha sido y es trabajar para el logro de ese objetivo a través de un quehacer responsable.

En el cumplimiento de nuestra responsabilidad planteamos como medidas de acción inmediata las siguientes:

•  Apoyo al desarrollo y fortalecimiento de la organización territorial de los campesinos.

•  Poner término al DICOM Campesino que afecta a miles de personas con castigo contable y a todos aquellos que la morosidad ha superado los cinco años, para que puedan acceder a nuevos créditos o beneficios sociales

•  La tierra y el agua son consustanciales a la economía campesina, por lo que el subsidio para estos fines es imperativo.

•  Apoyo y fomento a la producción de alimentos con subsidio a sus costos operativos.

•  Respetos a los derechos de los asalariados campesinos, a la sindicalización masiva, a un salario justo, a un trabajo decente y a la negociación colectiva.

ANAMURI CONAGRO - VOZ DEL CAMPO MUCECH CCCH LEFTRARU RANQUIL - CORPORACION KOM KELLUHYUN VILLARRICA TREHUENCHE - NEHUENCHE


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© 2008 SITIO DESARRROLLADO POR CAROLINA GUAJARDO