TTP-11 BUEN NEGOCIO PARA LAS GRANDES EMPRESAS O PÉRDIDA DE SOBERANÍA  DEL PUEBLO.
 . Razones para rechazar la ratificación del CPTPP , relacionadas con la agricultura  y especialmente las semillas  y la  alimentación En alianza con organizaciones sociales y sindicales Chile mejor sin TLC, la Central Unitaria de Trabajadores CUT y  organizaciones campesinas, hemos hecho saber nuestra oposición y mirada crítica a los tratados de libre comercio y con principal atención al TTP11, para esto celebramos diversas reuniones con parlamentarios y comisiones,  la de agricultura y del trabajo en la cámara de Diputados y  la de relaciones exteriores en el senado, también en diálogos con el ministro de agricultura José Antonio Walker y su gabinete a quienes les presentamos nuestras preocupaciones.
Las razones que exponemos son las siguientes:
El gobierno ha afirmado que el CPTPP no tiene relación con la privatización de las semillas. Esta afirmación es absolutamente FALSA. Si el CPTPP es ratificado, Chile deberá implementar de inmediato UPOV 91, como lo indica el Artículo 18.7 del tratado. Hace posible la privatización de las semillas campesinas, ya que la propiedad de una variedad se extiende a cualquier otra que “no se distinga claramente de ella” (Art 39 proyecto de ley). Una empresa semillera puede tomar muestras de variedades campesinas, seleccionar y estabilizar mediante un trabajo genético simple, reclamar propiedad sobre esta nueva población y posteriormente reclamar por extensión propiedad sobre todas las variedades campesinas similares. Restringe severamente el uso por parte del campesinado y pequeños productores de variedades privatizadas, ya que los obliga a comprar semilla al menos año por medio (en muchos cultivos, como las hortalizas, deberán comprar todos los años) y puede llevar a la confiscación de sus cultivos y cosechas si así no lo hacen (Art 48 proyecto de ley).  Junto con ser restringido, el derecho histórico y universal del campesinado a utilizar libremente las semillas (práctica sin la cual  no se habría podido difundir la agricultura) pasa a ser  “privilegio” (Art. 48 proyecto de ley) con lo cual en el futuro podrá ser cuestionado y eliminado  producto de presiones de la misma UPOV, de la OMC, de la OMPI, o de los tribunales de resolución de controversias.
EN RELACIÓN A LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES:
Pérdida de derechos fundamentales como el contrato de trabajo, las indemnizaciones, vacaciones, pre y post natal, ley de amamantamiento, jubilación, entre otros. Este tratado fomenta el paralelismo sindical, no considera la igualdad salarial entre mujeres y Hombres, además termina con el derecho a Huelga Mediante el Artículo 19.1 y sin este derecho las otras normas se transforman en textos sin fuerza y carente de valor.   El TPP-11 reduce los derechos laborales solo a estos 5 puntos, los demás derechos según este tratado son prescindibles: (a) la libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva; (b) la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio; (c) la abolición efectiva del trabajo infantil, la prohibición de las peores formas de trabajo infantil y otras protecciones laborales para niños y menores; (d) la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación; y (e) condiciones aceptables de trabajo respecto a salarios mínimos, horas de trabajo, y seguridad y salud en el trabajo;     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *